El portero de la Universidad de Chile libre tras detención por conducir ebrio

Johnny Herrera, portero titular de la Universidad de Chile, quedó hoy libre y sin medidas cautelares en su contra, tras ser detenido conduciendo su automóvil en estado de embriaguez el pasado lunes, informaron fuentes judiciales.Según explicó Cristóbal Guerrero, abogado del jugador, elegido en 2011 el mejor portero de Sudamérica, el tribunal de la localidad costera de Quintero, donde Herrera debió comparecer, dispuso un plazo de 90 días para la investigación del caso, pero sin ordenar medida alguna contra Herrera.Lo anterior causó alivio en el club universitario, que temía que se impusiera al portero una orden de arraigo que le impidiera salir de Chile.La U debe visitar el próximo día 26 al Santos brasileño para el partido de vuelta de la Recopa Sudamericana, tras haberse registrado un empate a cero en el encuentro de ida, jugado en Santiago el pasado 23 de agosto.La U debe además visitar el próximo sábado al Wanderers de Valparaíso, en la undécima jornada del torneo de Clausura.Tras la audiencia, Herrera viajó de inmediato desde Quintero, a 150 kilómetros al noroeste de Santiago, hasta la capital, para reintegrarse a los entrenamientos de su equipo.Herrera fue detenido en la madrugada del pasado lunes al volante de su automóvil a la salida de una fonda (establecimiento provisional de música, canto y baile, donde los chilenos celebran sus Fiestas Patrias) y el examen determinó en su organismo 1,06 gramos de alcohol por litro de sangre.En Chile, se considera ebriedad desde 0,8 gramos de alcohol y que una persona está bajo la influencia del alcohol cuando marca entre 0,3 y 0,8 gramos por litro de sangre.Herrera, que al llegar al tribunal se declaró "contento y tranquilo por el apoyo (recibido)", en el año 2009 atropelló y dio muerte a una joven universitaria mientras conducía en estado de embriaguez.En ese caso, el portero se salvó de una penalidad drástica porque la víctima cruzó la calle por un lugar prohibido y porque indemnizó a su familia con 25 millones de pesos (unos 50.000 dólares) para reparar el mal causado.En el caso actual, trascendió que Herrera fue visto ebrio en la fonda por un primo de la joven fallecida, que avisó a la policía para que interceptara al jugador.A Herrera se sumó el paraguayo Cristián Bogado, delantero del Deportes Iquique, que fue detenido en la madrugada de este miércoles mientras conducía bajo la influencia del alcohol.Bogado, que antes jugó en el Colo Colo y otros equipos chilenos, manejaba además sin documentos y el automóvil tenía vencido el permiso de circulación, según informó la policía de Iquique, a 1.857 kilómetros al norte de Santiago.El ariete paraguayo registró 0,516 gramos de alcohol en su organismo. "Sé que me equivoqué y pido perdón a todos por el error cometido", se disculpó hoy el jugador en declaraciones a los periodistas."Salí a dar una vuelta y a las dos de la madrugada (05,00 GMT) me fiscalizaron. Efectivamente no tengo licencia chilena y sólo ocupo la internacional. En un mes más recibiré la residencia chilena. Además, tenía el permiso (de circulación) vencido. También reconozco que la prueba de alcotest resultó positiva", agregó."Por lo mismo pido disculpas a la hinchada, a mis compañeros, al cuerpo técnico y a los dirigentes. Este mal momento me da más fuerza para dejarlo todo en la cancha y no defraudaré a nadie", remató el atacante.Fernando Vergara, técnico del Iquique, incluyó a Bogado en la plantilla que visitará este fin de semana al Deportes la Serena, en la undécima jornada del Torneo de Clausura.

Mundo Deportivo