El Barça levanta un partido imposible en Sevilla


Sevilla FC 2 – 3 FC Barcelona


Dos goles de Cesc Fábregas y uno de Villa evitaron la primera derrota del Barcelona en la Liga BBVA. El Sevilla se adelantó (2-0) con tantos de Trochowski y Negredo, pero Cesc logró el empate en el minuto 89 y Villa, el tanto de la victoria en el descuento. Nervión acogió un partido de muchos quilates que tuvo de todo: polémicas, expulsiones y ocasiones de gol. Un partido mayúsculo que mantiene a los hombres de Tito Vilanova en la cabeza de la clasificación, contando sus partidos por victorias.


El Barcelona arrancó la primera mitad como suele hacerlo: dueño del balón y triangulando en tres cuartos de campo a la espera de un desajuste defensivo del rival para poner la pelota entre líneas. No contaba con la inspiración de la pareja de centrales del Sevilla. Botía y Spahic atajaron, a veces con falta, otras sin ella, la progresión de Alexis, Messi o Cesc. Eso sí, la sensación de peligro la aportaba el conjunto local con constantes contragolpes. De uno de ellos nació el primer tanto del partido. Song falló en la anticipación y los hispalenses montaron el ataque. Trochowski aprovechó un mal rechace de la defensa para llegar desde la segunda linea y perforar la portería de Valdés. El mismo jugador tuvo que abandonar el campo diez minutos después por lesión. El Barcelona reaccionó en la siguiente jugada. Messi recuperó un balón suelto pero Maduro se interpuso en la trayectoria del disparo.


Ambos equipos regalaron una segunda mitad a la altura de la mejor liga del mundo. El Barça apenas calentaba motores cuando Negredo aprovechó un pase de Medel al espacio para ganarle la espalda a los centrales azulgranas y batir a Valdés en el mano a mano. El partido parecía sentenciado pero Cesc se encargó de animarlo en el 53. El centrocampista recogió el esférico suelto en la media luna y colocó el balón lejos del alcance de Palop. A veinte minutos del final el encuentro se rompió con la expulsión de Gary Medel. El árbitro interpretó que el chileno había golpeado con la cabeza el rostro de Cesc. A partir de ahí, el Barça atosigó la defensa numantina del Sevilla. Messi, desaparecido gran parte del partido, dejó solo al 4 del Barcelona con un gran pase al interior y el catalán definió a la perfección. La jugada se inició con una supuesta mano de Thiago al recuperar el esférico. Míchel terminó expulsado al reclamar la acción. La función se cerró en el tiempo añadido. Messi y Villa se inventaron una pared en el borde del área que culminó el asturiano con la izquierda. Los hombres de Tito Vilanova remontaron el partido en apenas cinco minutos.


LIGA BBVA