Contador incorpora la Clásica Milán-Turín a su palmarés

Madrid, (Efe).- Alberto Contador (Madrid, 1982) ha abierto una nueva vía para ampliar su palmarés tras ganar por primera vez como profesional una carrera programada a un solo día, la Clásica Milán-Turín, una prueba que desapareció en 2008 del calendario y que regresó con triunfo español.

"Es una victoria para Víctor Cabedo, allá donde esté", dijo el español acerca de su compatriota y malogrado ciclista del Euskaltel fallecido hace una semana, al ser atropellado cuando se entrenaba en carretera.

Contador (Saxo Bank-Tinkoff Bank) pensó en Cabedo nada más levantar los puños en señal de victoria mientras dirigía la mirada al cielo de Turín. El madrileño, uno de los mejores ciclistas del siglo XXI, cruzó en primer lugar la línea de meta de una carrera que data del siglo IXX.

La Clásica que une Milán y Turín, la más antigua de Italia cuya primera edición se disputó en el siglo IXX (1872), reapareció con el triunfo de un especialista en carreras por etapas.

Contador, por fin, obtuvo premio en las pruebas que se desarrollan en un solo día. El madrileño, de 29 años, ganó en un final en alto, cerca de la Basílica de Superga, y tras un ataque fortísimo en el último de los 195 kilómetros de que constaba la prueba.

El reciente ganador de la Vuelta a España sacó toda su potencia en la segunda ascensión al Colle di Superga. Después de un gran trabajo de equipo, Contador logró despegarse del italiano Diego Ulisi, gracias a un ataque feroz en los últimos 1.000 metros de un final de carrera con rampas de hasta el 10 por ciento de desnivel y de 5 kilómetros de continuada ascensión.

Contador alzó los brazos en este lugar emblemático, donde solo había llegado antes una gran carrera, la cuarta etapa del Giro de 1958, que ganó precisamente otro español, Federico Martín Bahamontes.

Ulisi (Lampre) cruzó la línea de meta a 15 segundos del ciclista madrileño, el sueco Fredrik Kessiakoff (Astana) llegó tercero a 24 segundos y otro español, Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha) concluyó en la cuarta plaza con el mismo tiempo que el colombiano Carlos Betancur.

En Turín, Contador confirmó su excelente estado de forma tras su formidable actuación en la Vuelta a España, su primera gran victoria desde su reaparición tras la sanción por dopaje. "Estoy muy contento por ganar, especialmente por hacerlo en Italia", afirmó Contador, quien reveló que horas antes de tomar la salida advirtió que, tras subirse a la báscula, pesaba 2,4 kilogramos más que en la Vuelta.

"Sabía que eran 190 kilómetros, que ayer no me había entrenado y que anteayer sólo había hecho 40 kilómetros. Pero la cuestión era llegar al final con fuerzas en las piernas", subrayó el ciclista madrileño.

Con el triunfo de Contador son ya cinco los ciclistas españoles que figuran en el palmarés de esta carrera. Antes ganaron Miguel Poblet (1957), Valentín Uriona (1964), Marcos Serrano (2004) e Igor Astarloa (2006).

La Vanguardia