Anna Tarrés podría emprender acciones legales contra la Federación Española de Natación y su presidente

Madrid. (EP).- La entrenadora de natación sincronizada Anna Tarrés podría emprender acciones legales contra la Real Federación Española de Natación (RFEN) y su presidente Fernando Carpena, después de las informaciones vertidas sobre el trato de la catalana a algunas de sus nadadoras, que emitieron una carta en contra de la preparadora.

Tarrés, que ha guardado silencio en las últimas semanas, tendría previsto presentar una "demanda de tutela de derechos fundamentales contra la Federación y contra Fernando Carpena", a quien señala como el responsable de todo el denominado caso Tarrés que tanto ha dañado su imagen, según informa el diario El Mundo Deportivo.

El periódico catalán explica que la entrenadora, que no fue renovada por la RFEN tras la consecución de dos medallas en los Juegos Olímpicos de Londres, vería a Fernando Carpena, presidente del ente federativo, como responsable de esa carta que emitieron hasta 15 ex nadadoras, en la que acusaban a Tarrés de supuestos abusos sufridos bajo su disciplina, por lo que la ex seleccionadora "pedirá también una compensación económica por todo los daños que le ha ocasionado esta polémica".

Hay que recordar que tras confirmarse que la RFEN no renovara a Anna Tarrés para el siguiente ciclo olímpico, han salido a la palestra duras declaraciones de ex 'sirenas', que han desvelado el trato de la seleccionadora catalana durante la preparación para las competiciones deportivas y que están mostrando una dura imagen de la preparadora.

La Vanguardia